COMUNICADO DE LA JUNTA DIRECTIVA DE LA ACADEMIA ESPAÑOLA DE ADMINISTRACIÓN PÚBLICA

 

13 de noviembre de 2023

 

La Junta Directiva de la Academia Española de Administración Pública, entidad asociativa con más de 10 años de historia, entre cuyos fines se encuentra la promoción de los valores de una Administración Pública profesional, y cuyos miembros ocupan o han ocupado puestos de carácter directivo no político en las Administraciones españolas en los últimos 45 años, con Gobiernos de distinto signo, desea manifestar lo siguiente:

 

  1. En los últimos días, diversas asociaciones profesionales de Cuerpos de funcionarios superiores han emitido comunicados en contra de los acuerdos de investidura suscritos por determinados partidos políticos, alertando de supuestas amenazas al Estado de Derecho y al Orden Constitucional.

 

  1. Estas declaraciones no solo exceden el ámbito estrictamente profesional de estas asociaciones, sino que sientan un peligroso precedente en la Función Pública, pues ponen en cuestión, por razones puramente políticas, la plena aplicación de los principios de imparcialidad, objetividad y neutralidad a los que deben someterse todos los empleados públicos, sin excepción, según establece nuestra Constitución.

 

  1. Los profesionales de la función pública que formamos parte de la Junta Directiva de la Academia Española de Administración Pública, reafirmamos nuestro compromiso con los valores y principios constitucionales, incluyendo el respeto a las decisiones adoptadas por los legítimos representantes del pueblo español en ejercicio de sus atribuciones democráticas.

 

Ni en el pasado ni tampoco ahora, corresponde al colectivo profesional de empleados públicos emitir juicios con carácter preventivo y motivación política, para influir, obstaculizar o alterar el normal funcionamiento de nuestro sistema democrático.

 

El Estado de Derecho español dispone de las instituciones y las herramientas adecuadas para garantizar el pleno respeto a la Constitución y a la legalidad vigente. Cualquier declaración o escenificación previa podrá perseguir otros fines, pero desde luego no el de garantizar la vigencia e integridad de un Orden Constitucional que, en este momento, no está amenazado ni puesto en entredicho.

 

  1. La Función Pública española, en particular los miembros de sus Cuerpos Superiores han sido actores protagonistas en el desarrollo social, económico y político de España en estos últimos 45 años. Lo han sido por su profesionalidad y servicio a los ciudadanos en el marco de una democracia avanzada.

 

Han de seguir siendo importantes para el país, pero por la misma senda que hasta ahora, no a través del nuevo camino por el que algunos/as pretenden adentrarse, en el que llegan a confundirse las legítimas opiniones políticas en cuanto ciudadanos, del papel que debemos desempeñar como empleados públicos, profesionales, neutrales e imparciales, de una Administración que, según la Constitución, es dirigida por el Gobierno que resulte democráticamente elegido por las Cortes Generales.

 

 

 

COMUNICADO DE LA JUNTA DIRECTIVA DE LA ACADEMIA ESPAÑOLA DE ADMINISTRACIÓN PÚBLICA

 

13 de noviembre de 2023

 

La Junta Directiva de la Academia Española de Administración Pública, entidad asociativa con más de 10 años de historia, entre cuyos fines se encuentra la promoción de los valores de una Administración Pública profesional, y cuyos miembros ocupan o han ocupado puestos de carácter directivo no político en las Administraciones españolas en los últimos 45 años, con Gobiernos de distinto signo, desea manifestar lo siguiente:

 

  1. En los últimos días, diversas asociaciones profesionales de Cuerpos de funcionarios superiores han emitido comunicados en contra de los acuerdos de investidura suscritos por determinados partidos políticos, alertando de supuestas amenazas al Estado de Derecho y al Orden Constitucional.

 

  1. Estas declaraciones no solo exceden el ámbito estrictamente profesional de estas asociaciones, sino que sientan un peligroso precedente en la Función Pública, pues ponen en cuestión, por razones puramente políticas, la plena aplicación de los principios de imparcialidad, objetividad y neutralidad a los que deben someterse todos los empleados públicos, sin excepción, según establece nuestra Constitución.

 

  1. Los profesionales de la función pública que formamos parte de la Junta Directiva de la Academia Española de Administración Pública, reafirmamos nuestro compromiso con los valores y principios constitucionales, incluyendo el respeto a las decisiones adoptadas por los legítimos representantes del pueblo español en ejercicio de sus atribuciones democráticas.

 

Ni en el pasado ni tampoco ahora, corresponde al colectivo profesional de empleados públicos emitir juicios con carácter preventivo y motivación política, para influir, obstaculizar o alterar el normal funcionamiento de nuestro sistema democrático.

 

El Estado de Derecho español dispone de las instituciones y las herramientas adecuadas para garantizar el pleno respeto a la Constitución y a la legalidad vigente. Cualquier declaración o escenificación previa podrá perseguir otros fines, pero desde luego no el de garantizar la vigencia e integridad de un Orden Constitucional que, en este momento, no está amenazado ni puesto en entredicho.

 

  1. La Función Pública española, en particular los miembros de sus Cuerpos Superiores han sido actores protagonistas en el desarrollo social, económico y político de España en estos últimos 45 años. Lo han sido por su profesionalidad y servicio a los ciudadanos en el marco de una democracia avanzada.

 

Han de seguir siendo importantes para el país, pero por la misma senda que hasta ahora, no a través del nuevo camino por el que algunos/as pretenden adentrarse, en el que llegan a confundirse las legítimas opiniones políticas en cuanto ciudadanos, del papel que debemos desempeñar como empleados públicos, profesionales, neutrales e imparciales, de una Administración que, según la Constitución, es dirigida por el Gobierno que resulte democráticamente elegido por las Cortes Generales.